Teléfonos: (55) 5246-9605 y (55) 5286-2031

Catarata

Es la principal causa de disminución de visión en el mundo. Es una opacidad o enturbamiento del cristalino que es el lente natural del ojo. Cuando nacemos el cristalino es totalmente transparente y nos permite una visión clara ya sea con lentes o sin ellos, pero con la edad existen cambios normales que provocan ese enturbamiento que nos lleva a una pérdida visual progresiva.

¿Por qué se forma?

No solo la edad puede provocar una catarata, también pueden ser resultado de lesiones oculares, de enfermedades durante el embarazo, provocada por algunos medicamentos o bien acelerada por algunos factores como la Diabetes  o la exposición a los rayos ultravioleta del sol.

¿Cuáles son los síntomas iniciales?

Lo primero que se nota es un deslumbramiento cuando se esta frente a una fuente de luz, además de que la visión puede tornarse borrosa incluso con buena iluminación. Puede presentarse también una mala visión nocturna con imágenes descoloridas o amarillentas.

¿Cuál es el tratamiento para la catarata?

La cirugía es el único tratamiento para la catarata. La técnica más novedosa y que ofrece una rápida recuperación es la Facoemulsificación con Implante de Lente Intraocular Trifocal (Multifocal) que mejora la visión lejana,media y corta. La cirugía con este tipo de lente ha demostrado una mejora significativa en la calidad de la imagen proporcionando una visión a lejana,media y corta distancia mucho más confortable. Se recomienda para pacientes que desean corregir catarata y presbicia en una sola intervención quirúrgica con resultados exitosos. Es una cirugía ambulatoria que se realiza con anestesia local, el procedimiento dura de 15 a 20 minutos y el paciente recupera la visión al día siguiente posterior al retiro del parche.

¿Cuándo es necesaria la cirugía?

Anteriormente se decía que un paciente debía esperar a que una catarata madurara para poderse operar, es decir, que el paciente llegaba al médico con una mala visión y obviamente con una mala calidad de vida. Ahora se puede decir que es una cirugía efectiva, el paciente decide cuando operarse y usualmente esto sucede cuando la disminución de la visión es suficiente para limitar el realizar asuntos cotidianos como manejar, o actividades laborales y recreativas.

¿Se necesitan lentes después de la cirugía?

Normalmente los pacientes tienen buena visión sin lentes después de la cirugía. En el caso de utilizar un lente intraocular normal, es decir, no trifocal,es probable que requiera de lentes para lograr llegar a una visión perfecta, sobre todo si existe un astigmatismo previo. El Lente Intraocular Trifocal si corrige astigmatismo eliminando el uso de lentes posterior a la cirugía, es por ello que cada vez más pacientes eligen esta opción pues se logran resultados satisfactorios y exitosos.